Excelencia. Fruto de un hábito

Por Manuel Bazán, presidente de AB Group.

Los periodistas hablaron a un jugador de la NBA de un rival que estaba entrenado muy duro

Él les contestó “Pero está sólo practicando sus FALLOS”
Puedes trabajar más DURO pero eso no significa que trabajes más INTELIGENTEMENTE
Muchas veces estamos dispuestos a trabajar MUCHO MÁS pero pocas veces MUCHO MEJOR.

Somos el Resultado de lo que hacemos de manera repetitiva.
La excelencia, por lo tanto no es una acción, no es una actitud, sino un hábito. (Aristóteles)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies